Comprar un escáner 3D: Las 7 preguntas que debes hacer para decidir bien

COMPRAR UN ESCÁNER 3D: Las 7 preguntas que debes hacer para decidir bien

Como especialistas en tecnología 3D te mostramos qué cuestiones deberías plantearte antes de adquirir un escáner 3D
escáneres creaform
Serie de escáneres 3D de la marca canadiense Creaform

Nuestros clientes nos confían el trabajo de escaneado 3D de sus piezas para hacer verificación, control de calidad, comparativas contra CAD o ingeniería inversa con total garantía de que el resultado va a ser satisfactorio gracias a un escaneado 3D de alta precisión y calidad. Y nosotros sabemos que, para entregar un trabajo excelente, hay que trabajar con las mejores herramientas que existan.

Nuestra larga experiencia en las diferentes tecnologías 3D para la industria nos da el conocimiento necesario para saber qué requisitos debe de cumplir un escáner 3D profesional para que se convierta en una herramienta útil e imprescindible en los procesos de trabajo más eficaces.

Hay una serie de preguntas que te debes de hacer antes de decidir qué escáner 3D es el mejor para tu trabajo. Son las 7 que te mostramos a continuación.

¿Qué uso le voy a dar a mi escáner 3D?

Si bien son muchísimas las aplicaciones que tiene un escáner 3D en el mundo de la industria, debes de tener en cuenta qué parte de tu trabajo se verá más beneficiada con el uso del escáner. Un escaneado 3D debe ser un proceso más rápido y eficaz que el proceso que estés utilizando ahora para conseguir resultados similares. Si, por ejemplo, usas el escaneado 3D para obtener el CAD de una pieza para su verificación o control de calidad, debes tener en cuenta la cantidad de tiempo ahorrado y la calidad del resultado final, y debe de ser siempre mejor que la obtenida por el medio habitual.

¿Qué tipo y tamaño de pieza voy a escanear?

No todos los escáneres 3D son iguales ni sirven todos para todo. El tamaño y el material de la pieza te dirán el tipo escáner que necesitas. Hay escáneres que tienen dificultades en captar las superficies brillantes, o los negros; hay otros escáneres que pueden captar el color de la pieza; y todos tienen un rango de tamaño de pieza ideal para conseguir el mejor resultado.

¿Qué exactitud le voy a exigir a mi escáner 3D?

Esta es una de las cuestiones más difíciles de decidir. Normalmente, ante esta pregunta, los profesionales contestan: – ¡la máxima exactitud posible!

La exactitud de un escáner 3D es: “cómo de similar es el resultado del escaneado a la realidad”. Los escáneres más precisos pueden llegar a 2 milésimas, es decir, que el escáner se aleja de la realidad en 0,002mm, pero sólo en una toma de piezas pequeñas.

La única pega es que, a más exactitud, más caro es el escáner (y no valdría para todos los tamaños de pieza, como hemos visto antes) por lo que para contestar a esta pregunta debemos encontrar el equilibrio entre exactitud y precio en relación con el tamaño de pieza que queremos escanear.

escaneado 3D
Escaneado 3D de una moto con un escáner portátil

¿Portátil o fijo?

Los escáneres 3D portátiles se utilizan con una mano, pesan poco y se pueden transportar en un pequeño maletín. Ofrecen la posibilidad de escanear en cualquier lugar, sin que se vean afectados por las variaciones de entorno. Pueden escanear en movimiento, tanto del escáner como de la pieza, sin perder precisión. Son más rápidos que los fijos y acceden a lugares de difícil acceso.

El escáner 3D fijo puede ser más preciso que uno manual, por lo que hay que valorar cuánta importancia le damos la precisión como para renunciar a otras prestaciones.

¿Con qué software voy a trabajar?

El escaneado 3D es el primer paso de un proceso de trabajo. Una vez hecho el escaneado, el paso de convertir la nube de puntos obtenida del escaneo en un sólido con el que se pueda trabajar en el software de ingeniería inversa o en el de metrología que hayas elegido, debe ser un paso sencillo y rápido, sin complicaciones. A la hora de elegir el mejor escáner 3D, debes tener muy en cuenta el software con el que se procesan los datos escaneados. Debe de tener herramientas que aseguren un procesado eficaz, rápido, sencillo y totalmente compatible y exportable a tu software 3D de ingeniería o control.

¿Y el servicio postventa?

No siempre se tiene en cuenta es te punto y nos parece de la máxima importancia. Sabes que el escáner 3D que compres, si está bien elegido, se va a convertir en una herramienta imprescindible para tu trabajo. Por eso es muy importante que te asegures de que siempre tendrás un equipo de profesionales especialistas disponible para que resuelvan todas tus dudas y solucionen rápidamente cualquier incidencia que pueda ocurrir. Ten muy en cuenta qué tipo de soporte técnico tendrás después de la compra, qué incluye la garantía y qué mantenimiento exige tu escáner 3D para tenerlo siempre en las mejores condiciones.

¿Qué vale?

La pregunta más fácil de contestar: Un escáner 3D vale lo que es capaz de mejorar tu trabajo. Debes considerar lo que te cuesta el proceso de trabajo tal y como lo haces ahora y compararlo con lo que te costaría si lo hicieras con un escáner 3D. Si el tiempo y la calidad de tu trabajo mejoran mucho, el escáner 3D es muy rentable y tú, más competitivo.